Las 5 cosas que no pueden faltar en tu Currículum Vitae

Para hacer un Currículum Vitae (CV) que sea eficaz y cumpla con la misión de su existencia, esto es, conseguir que tengas una entrevista de trabajo, lo debes concebir como un proyecto en si mismo. El CV debe ser el resultado de una elaboración concienzuda por parte del profesional y, dependerá siempre si estás buscando empleo por primera vez, si estás en activo y pretendes dar un giro a tu trayectoria profesional o si tras muchos años de experiencia te has quedado sin empleo.

No es necesario seguir un formato preestablecido, siempre y cuando se consiga dar una idea rápida de los conocimientos, la experiencia y las habilidades que te hacen apto para el puesto. También es muy importante presentar la información con claridad, con una estructura homogénea y facilitar al máximo la comprensión. Si decides optar por una presentación novedosa, por el formato, estilo, etcétera, debes asegurarte de que tu CV destaca de forma positiva.

Existen diferencias claras entre un CV de un recién licenciado y un profesional con veinte años de experiencia pero siempre hay puntos en común que no pueden faltar:

  1. Comenzar definiendo los objetivos profesionales. De forma clara y concisa definir la propia misión profesional y dónde quiere trabajar. Responder a la cuestión de quién soy profesionalmente y qué busco. La persona que lea tu CV debe saber a qué puesto optas, cosa que lamentablemente no ocurre muchas veces.
  2. Destacar, después, las habilidades y competencias profesionales, tipo capacidad de dirigir y/o trabajar en equipo, liderazgo, orientación a la calidad o al resultado, resiliencia, etcétera. Deberás aportar ejemplos de logros conseguidos en estas competencias.  Hay todo un trabajo de introspección para identificar las tres competencias dónde destaca uno. Mi recomendación es identificar un total de cinco y, dependiendo del puesto se incluya unas u otras.
  3. Poner la experiencia laboral  indicando las fechas asociadas a cada empleo. Detallar funciones y otros indicadores que puedan resultar importantes como el la actividad de la compañía, sector en el que opera, facturación, número de colaboradores, etc.
  4. Formación incluyendo sólo los cursos relevantes para el puesto al que se opta.
  5. Idiomas y uso de programas informáticos. La principal recomendación es ser sincero y nunca poner idiomas en los que no seas capaz de comunicarte. Lo mismo para los programas. No vale poner programas que usaste por última vez hace veinte años.

Respecto a la conveniencia o no de incluir fotografía, los expertos coinciden en que no es imprescindible pero mi consejo es que la incluyas. Facilita el trabajo del entrevistador, aporta una primera razón de “enganche” del perfil y sé de muchos casos que la primera criba de Cvs es si tienen o no fotografía. Eso sí, deber ser una fotografía tamaño carnet y profesional.

La carta de presentación en muchos casos es considerada por muchos un documento de cortesía y no un documento que aporte valor añadido. Yo te digo que es un error no incluirla, la carta se convierte en una oportunidad única para hacer llegar un mensaje personal y directo al entrevistador. Eso sí, hay que trabajarla y convertirla en el mensaje motivacional hacia el puesto. En un post posterior veremos cómo hacer la carta que te abrirá los despachos de los reclutadores.

Finalmente, otro elemento raro en España pero que en otros países como Alemania es absolutamente imprescindible: la carta de recomendación o certificado de trabajo. Sé que en Alemania ningún trabajador abandona una empresa sin su carta en la que se indica el tiempo trabajado, las funciones que ha desarrollado y el valor que ha aportado a la compañía. Mi recomendación es que en cada compañía solicites este certificado y lo envíes con tu currículum por dos razones. La primera porque aportas una opinión objetiva sobre tu experiencia y tu valía y, segundo porque al ser raro en España te aseguro que destacarás de forma positiva.

Hacer un CV eficaz es el primer paso hacia el trabajo deseado y merece la pena invertir tiempo y a veces, dinero. No te conformes con una hoja mediocre que no te vende como mereces. Te invito a leer tu currículum y preguntarte ¿cómo este documento me describe profesionalmente? ¿cómo podría ser mejorado para aportar una visión más positiva de mi carrera profesional? … Y no dudes de acudir a un experto que te ayude a mejorar esta herramienta clave en la búsqueda de empleo. Merece la pena.

Espero vuestros comentarios sobre vuestra experiencia con el CV y, qué otros aspectos del currículum os interesaría que tratara en próximos posts.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s